Manicuria en casa paso a paso [Parte 2]: Como preparar las uñas para aplicar el esmalte

Bienvenidas a el segundo post de Manicuria en casa paso a paso. Si aún no lo leyeron el primer post de este Tutorial “Herramientas básicas” les recomiendo hacerlo en este link ya que uno de los principales errores que solemos cometer al realizar una rutina de cuidado de las uñas en casa es no utilizar las herramientas adecuadas. En este post vamos a conocer 7 pasos muy importantes para preparar las uñas antes de esmaltar.

1 – Higienizar las manos:
Lavamos nuestras manos y uñas con agua y jabón o bien utilizamos algún spay o liquido sanitizante. El objetivo de este paso es eliminar bacterias y comenzar con nuestras manos limpias, lo que significa que no debemos dejar nuestras manos en remojo. En caso de utilizar herramientas de acero como alicate y/o repujador lo mismo debemos hacer con ellos para utilizarlos limpios y secos.

2 -Retirar esmalte:
En caso de tener nuestras uñas esmaltadas con brillo o color vamos a retirarlo con un pedacito de algodón empapado en quitaesmalte.

3 – Limar:
Antes de comenzar a limar debemos elegir la forma y el largo que vamos a darle a las uñas. Hay manos en las que las uñas no crecen parejas en velocidad y/o forma, por lo que lo más recomendable es limar todas de un mismo largo y dar con la forma más adecuada para la estética de las manos tratando de respetar la forma natural de la uña.
Limamos con una lima de cartón o vidrio, siempe en la misma dirección, hacia el centro de la uña, evitando realizar el movimiento de ‘serrucho” para evitar abrir las capas de la uña.
El gramaje (tamaño de grano) adecuado para limar uñas naturales va desde 150 a 240, lo que significa que son limas ni tan gruesas ni tan finas. Tengamos en cuenta que no todas las uñas son iguales en flexibilidad, grosor y resistencia por lo que a más débil la uña, más fina y delicada deberá ser la lima a utilizar.
Podemos quitar los sobrantes de debajo de la uña con el bloque blanco pulidor o foam.

4 – Aplicar removedor de cutículas:
Aplicamos el removedor en cada uña y masajeamos suavemente la zona de cuticulas. Tener en cuenta que hay removedores que son de acción rápida por lo que en tal caso convendrá ir trabajando las uñas de a 2 o de a 3 para no excedernos en el tiempo de aplicación.
En caso de no contar con removedor podemos masajear cada uña con un poquito de crema hidratante, y en el caso de tener la piel muy seca podemos aplicar pequeños pedacitos de algodón humedecidos en agua tibia y dejar actuar unos minutitos.

5 – Empujar suavemente las cutículas con palito de naranjo
Una vez hidratadas las cutículas las empujamos hacia atrás con la punta plana del palito de naranjo (o repujador de acero), evitando empujar en forma vertical, sino más bien a unos 45 grados, de lado a lado y con mucha suavidad de modo que la placa de uña quede limpia y libre de pielcitas muertas que harán que el esmalte no se adhiera correctamente.
A pesar de todas las recomendaciones y la controversia de si cortar o no las cutículas, lo recomendable es no hacerlo, menos si no tenemos la herramienta adecuada y no sabemos como. Pero la realidad es que hay mucha gente que si las corta, por lo que si deciden hacerlo lo mejor es ir con un profesional para que lo realice adecuadamente. Sino limitémonos a cortar solo los pellejitos, que dicho sea de paso, no se deben arrancar.

6 – Pulido (Opcional)
Este paso es opcional pero recomendado si nuestras uñas se quiebran en capas, o si tienen alguna grieta o desnivel leve. Se debe pulir suavemente la superficie de la uña (que no es lo mismo que limar), al hacer esto disminuimos su grosor, por lo que debemos realizarlo a conciencia sin excedernos para no debilitar demasiado la uña.

7 – Hidratar manos y uñas
Masajeamos las manos con crema hidratante, haciendo énfasis en las uñas y cutículas. Este paso debemos realizarlo a diario, ya que tener las cutículas bien hidratadas ayuda al crecimiento saludable de las uñas.

Nuestras uñas ya están limpias y prolijas para pasar al paso final que es el esmaltado. Estos fueron los 7 pasos básicos para limar y preparar nuestras uñas antes de aplicar el esmalte. Podemos realizar esta rutina de manicura una vez por semana o cada 15 días y nunca olvidemos que las uñas son parte de nuestro cuerpo por eso es importante mantenerlas sanas con ciertos cuidados básicos, más allá del diseño o decoración que queramos lucir.

Si les fue útil este post  pueden compartirlo o dejar sus comentarios debajo!

Siguiente Post: Como esmaltar correctamente

5 thoughts on “Manicuria en casa paso a paso [Parte 2]: Como preparar las uñas para aplicar el esmalte

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: